¿Qué es el CBD?

¿Qué es el Cannabidiol?

Cannabidiol (CBD) es uno de los más de 113 compuestos presentes en la planta de cáñamo, que se llaman cannabinoides. Aunque el cannabidiol es tan sólo uno de esos cannabinoides, se ha demostrado que tiene varios beneficios médicos y representa alrededor del 40% del extracto de la planta de cáñamo.

Se tiene la convicción de que el CBD no tiene los efectos intoxicantes del THC (Tetrahidrocannabinol), que está presente principalmente en la planta de cannabis y es la mayor diferencia entre el cáñamo y el cannabis. Además, varios estudios en materia de seguridad del CBD en humanos han encontrado que su uso es totalmente inofensivo.

El CBD se encuentra en los tallos y flores de las plantas de cáñamo. A diferencia de los otros compuestos cannabinoides, el CBD se encuentra de forma natural en grandes cantidades en el cáñamo, lo que facilita su extracción.

Las investigaciones científicas y clínicas en pacientes han demostrado la eficacia del CBD para combatir la epilepsia, cáncer, autismo, enfermedad de Crohn, esclerosis múltiple, artritis, diabetes, alcoholismo, dolor, trastorno de estrés postraumático, depresión, ansiedad y muchas otras afecciones mentales y físicas. Además, el CBD protege las células cerebrales (neuroprotectoras), y también promueve su crecimiento.

 

Sistema endocannabinoide

Los efectos beneficiosos del CBD para diversas enfermedades y condiciones son influenciados por el sistema endocannabinoide (SEC), que es un elemento central para la salud y curación de cada ser humano y casi de todos los animales. Y a menudo las personas tratan a sus mascotas con aceite CBD para perros, como ejemplo, y han reportado grandiosos resultados.

El SEC está estrechamente interconectado con los sistemas nervioso e inmunológico. Los humanos y otros mamíferos como las aves, peces y erizos de mar tienen el SEC. El SEC es un conjunto de receptores presentes en el sistema nervioso.

Nuestros cuerpos contienen compuestos naturales llamados endocannabinoides (EC). Los EC actúan a través de los receptores SEC para regular la producción de hormonas, proteínas, controlando el sistema inmunológico, todos los órganos, cómo nos sentimos y qué pensamos.

Por lo tanto, el equivalente de EC en la naturaleza son los que están presentes en la planta de cáñamo. Se llaman fitocannabinoides y son básicamente las mismas sustancias que el EC que produce el cuerpo humano. Esto explica por qué el cáñamo es un producto seguro de consumir, y actúa bien en nuestro cuerpo para que nos beneficie.

Además, la investigaciones científicas han confirmado que es virtualmente imposible sufrir una sobredosis de CBD.

 

Receptores cannabinoides

Los cannabinoides se ajustan como llaves en cerraduras llamadas receptores que están dispersas por todo el cuerpo en el SEC. El SEC contiene dos tipos principales de receptores, los receptores cannabinoides 1 y 2 (CB1 y CB2).

La mayoría de los cannabinoides interactúan con estos dos receptores cannabinoides, sin embargo, el CBD interactúa muy suavemente con los receptores cannabinoides de diversas formas. Pueden ser activadores o bloqueadores de estos receptores.

El CBD ayuda a otros cannabinoides a ser mejor absorbidos, y aumenta la duración de sus efectos, o mejora la efectividad del receptor de los cannabinoides al aumentar el número de receptores en la superficie de las células.

Sin embargo, existen otras formas en las que el CBD interactúa con estos receptores para producir efectos beneficiosos que aún no han sido descubiertos.

 

El desequilibrio en el sistema endocannabinoide (SEC)

Se cree que muchas enfermedades son el resultado de un desequilibrio o de interrupciones en el SEC humano. Esto podría estar relacionado con funciones anormales de los EC.

Sin embargo y afortunadamente este equilibrio a menudo puede restaurarse fácilmente y lo que es más importante rápidamente mediante la ingestión de los cannabinoides propios de la naturaleza que se encuentran en productos como es el aceite de cáñamo.

También se ha sugerido que cuando tal desequilibrio se restaura al ingerir los cannabinoides naturales eventualmente se necesita una menor cantidad y su consumo se puede eliminar gradualmente. Esto de alguna manera indica que de alguna manera el cuerpo humano recuerda y logra el equilibrio correcto en el SEC. Esto sugiere que los cannabinoides "despiertan" al SEC para restaurar su equilibrio.

Existen otras formas en las que el CBD interactúa con los receptores para producir los beneficios que aún no se han descubierto. Además, sólo un puñado de los 500 cannabinoides han sido estudiados y nombrados, por lo que hay mucho que hacer en este tema.

Sin embargo, con el poco número de cannabinoides que conocemos ya sabemos que poseen tantos efectos beneficiosos como el alivio para el dolor. Esto indica que hay un enorme potencial de encontrar nuevos y mucho más beneficiosos efectos de los cannabinoides para muchas más condiciones que nos afligen.